Assassin’s Creed: el Templo de Salomón

En la primera parte de la saga, Altair es el Asesino que se enfrentará a los 9 templarios que sacaron los artefactos del Templo del Rey Salomón (la sorpresa final nos la da el maestro de Altaïr, Al Mualim).

Asssassin’s Creed se ambienta en los escenarios donde tuvo lugar la Tercera Cruzada (Damasco, Acre y Jerusalén).

los Fragmentos del Edén, recuperados del Templo de Salomón (Jerusalén) por los Templarios

El Templo de Salomón:El primer Templo.

Se cree que la construcción del Templo de Salomón se realizó en el siglo X a. Cristo., para sustituir el Tabernáculo que durante siglos, desde el Éxodo, se venía utilizando como lugar de reunión y de culto a Dios.

Contó para esta empresa con la ayuda del rey de Tiro, Hiram.

A ambos lados de su entrada se erigieron dos columnas, llamadas Yajin y Boaz.

Los sacerdotes y el rey entraban en el Templo a través de una gran puerta enchapada en oro.

Tras de esa puerta se encontraba el vestíbulo de entrada, el Ulam.

Después de este vestíbulo, se encontraba la estancia principal, el Heijalo Santo.

La tercera cámara, el Devir, Kodesh HaKodashim o Santo de los Santos (sancta sanctorum), se encontraba en la parte trasera, a un nivel más alto que el Heijal, y sólo podía accederse a él subiendo por una escalera.

El Devir tenía la forma de un cubo de aproximadamente 10×10×10 metros, y en su centro se ubicó el Arca de la Alianza.

Dentro del Arca se guardaron las Tablas de la Ley, entregadas por el mismo Dios a Moisés.

En estas Tablas se grabaron los Diez Mandamientos, sirviendo de conexión entre Dios e Israel.

La construcción del Templo de Jerusalén fue el evento más importante del reinado de Salomón, gracias al cual su nombre se ha recordado hasta 30 siglos después de su muerte.

Su fama ha trascendido los tiempos, como edificio ideal diseñado por el mismo Dios

 Artículos perdidos en el segundo templo:

el Arca de la Alianza,

el Urim y el Thumim,

el óleo y el fuego sagrados,

los Diez Mandamientos,

la fuente de maná

la vara de Aarón.

El Kodesh Hakodashim fue separado por cortinas a diferencia del primer templo donde había un muro. Al igual que en el Tabernáculo había solo un candelabro en el lugar santo, una mesa para el pan, y el altar de los inciensos, con incensarios de oro y muchas de las vasijas de oro que pertenecieron al Templo de Salomón y habían sido llevadas a Babilonia pero devueltas por Ciro.

Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: