La conspiración

«Ellos me ofrecieron dinero, tierras y un título a cambio de mi colaboración. Y, es pues, así como he llegado a traicionar a mi mejor amigo. Aunque el acto pareciere innombrable, en su momento se presentó necesario. E incluso ahora, viendo atrás, no encuentro otra salida…»
―Alberti en la carta dirigida a su esposa

         

Rodrigo Borgia murmura al oído de su aliado, Alberti.

Uberto Alberti se alió con los Templarios en el momento en que se convirtió en confaloniero, y desde entonces procuró hacer todo lo que éstos le pidieran en un acuerdo a cambio de un título de nobleza, dinero, y el control de unas tierras posiblemente dentro de Florencia, como lo describió en la carta que quería enviar a su esposa.

El confaloniero, haciendo uso de su astucia, complació siempre a Rodrigo Borgia y a sus arrendatarios al no comprometer planes serios como el derrocamiento del duque Galeazzo Sforza, así como el liberar a Francesco de’ Pazzi y arrestar a los Auditore en una noche de diciembre de 1476. También, Borgia se reunió con Alberti esa misma noche, y durante esa reunión, el confaloniero engañó a Ezio Auditore con las evidencias que él le había entregado.

La traición de Uberto Alberti a la familia Auditore tiene dos interpretaciones:

.- una posible venganza de Uberto a Los Medici, a los que considera culpables  de su ruina.

«Desde que la familia de Uberto fue desalojada por el Banco Medici, el confaloniero se propuso vengarse y los Templarios le prometieron su apoyo. Además, el padre de Ezio se interpuso en el camino y para colmo Uberto estaba celoso de la influencia que el hombre tenía sobre el gobierno florentino… dos objetivos convertidos en uno, ¿no? Al parecer Uberto aprovechó su elección a la Signoria como el momento oportuno para atacar.»

―Shaun Hastings discute sobre la vida de Alberti

.- en la carta que él le escribe a su mujer, dice que actuó por miedo.

Pero en cualquier caso, Uberto -con sus miedos y demonios- es sólo un medio para la conspiración real : la de los templarios.

A la mitad del año 1476, la conspiración de los Templarios fue haciéndose más clara a cada momento, y fueron identificados muchos nobles que participaron constantemente en la planeación y ejecución de planes para derrocar a monarcas y duques de estados italianos y colocar en sus lugares a arrendatarios que sirvieran a los Templarios. Durante ese año, el Templario Rodrigo Borgia fue identificado dentro de la ciudad de Florencia, y aunque él en persona había hecho preparativos junto con Uberto Alberti para boicotear el gobierno de Lorenzo, el confaloniero se vio obligado a dar la orden de su captura de modo que pudiera seguir como miembro leal a la monarquía florentina.

A pesar de las artimañas de Alberti, pasó a ser recordado como un importante personaje histórico para el progreso del orden en Florencia durante el siglo XV.

Los Templarios, defensores de una paz mundial vigilada por ellos, pretenden hacerse con el dominio de todas las clases de poder-banca, gobierno, iglesia-, para llevar a cabo su plan.

y llegó Borgia a  Roma…

La Conspiración Pazzi

Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: