La traición

«Uberto Alberti. Amigo de confianza de la familia Auditore… Según los libros de historia, este sujeto era un santo: procesaba a los homicidas y violadores, a los peores criminales. Además, era uno de los mejores abogados de Italia y ganaba todos sus casos, a pesar de que era bien sabido que era autodidacta.»
Shaun Hastings hablando de Uberto Alberti

Uberto Alberti

Uberto Alberti (1416 – 1476) fue un noble florentino que se convirtió en confaloniero de Lorenzo de’ Medici a mediados del siglo XV. Además de ser un destacado abogado, Alberti obtuvo una reputación de ser un excepcional juez que actuaba para servir al pueblo, ejerciendo su poder desde la corte del Palazzo della Signoria. Entre sus aliados estaba la Casa de Medici que tan gustosamente gobernaba Florencia, y la familia Auditore, de la cual sabía que estaba directamente involucrada en los rangos de los Asesinos.

Poco antes de ser confaloniero, Alberti se vio con responsabilidades bancarias ante los Medici cuando sus bienes fueron confiscados y a él y a su familia se les desalojó de su hogar. Alberti, enfurecido por las acciones del gobierno, decidió recurrir a Rodrigo Borgia y a su orden de Templarios resurgidos. Ellos, trabajando en conjunto con la familia Pazzi, le ofrecieron a Alberti un título y tierras para prosperar si colaboraba con lo que sería un un ataque a Florencia desde dentro. Alberti aprisionó a Francesco de’ Pazzi cuando el Asesino Giovanni Auditore lo acusó de conspiración, pero terminó liberándolo y sentando las bases para la captura de los Auditore. A finales de 1476, cuando Lorenzo de’ Medici se ausentó de Florencia, Alberti usó su poder como confaloniero de justicia para encarcelar a Giovanni y a dos de sus hijos en la torre de la Signoria bajo la acusación de traición a los Medici. Posteriormente, el otro hijo de Giovanni, Ezio, le llevó al confaloniero unos documentos y una correspondencia entre su padre y Lorenzo de’ Medici que probaban la lealtad de la familia. Alberti, mintiéndole al joven que arreglaría el asunto la mañana siguiente, se deshizo de los documentos, y sentenció a los Auditore a la horca.

Fuente:http://es.theassassinscreed.wikia.com/wiki/Uberto_Alberti

 

 

Carta de Uberto Alberti.

 

Mi amor,

Escribo estos pensamientos esperando que algún día tenga el valor de compartirlos contigo. Tarde o temprano descubrirás que traicioné a Giovanni, le tildé de traidor y le condené a muerte.

La historia contará que lo hice por codicia y por ambición política. Debes saber que no actué por odio, sino por temor. Cuando lo Medici nos robaron todo lo que teníamos, sentí un gran miedo. Por ti. Por nuestro hijo. Por nuestro futuro. ¿Qué esperanza le queda a un hombre desposeído de todos sus bienes?  

Me ofrecieron dinero, tierras y títulos, a cambio de mi colaboración. Ésa fue la razón por la que traicioné a mi mejor amigo. Por imperdonables que parezcan mis actos, en su momento los juzgué necesarios. Incluso ahora, al mirar atrás, pienso que no me quedaba otro remedio.

 

Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: