Los aliados: Nicolás Maquiavelo

“…: se vaticinó la llegada de un profeta…y aquí estás tú.

Ezio: quién eres tú?

…: Niccolò di Bernardo dei Machiavelli. Soy un Asesino, educado a la antigua usanza para salvaguardar la evolución de la humanidad.”

memoria 11. Assassin’s Creed II

Λ.

Maquiavelo:  Aunque otros hombres sigan ciegamente la verdad…recuerda…

Ezio: Nada es Verdad.

Maquiavelo: Aunque otros hombres se dejen coartar por la moral o la ley…recuerda…

Ezio: Todo está Permitido.

Maquiavelo: Trabajamos en las Sombras para servir a la Luz. Somos Asesinos.

Iniciación de Ezio en la Orden de Asesinos por Maquiavelo. Assassin’s Creed II

” los estados que surgen de repente, como todas las demás cosas de la naturaleza que nacen y crecen deprisa, no pueden tener las raíces y ramificaciones correspondientes.”

Nicolás Maquiavelo, El príncipe

“El Príncipe debe hacer uso del hombre y de la bestia: astuto como un zorro para evadir las trampas y fuerte como león para espantar a los lobos.” Maquiavelo

Nadie en muchos siglos se había aproximado a develar la naturaleza del poder en forma tan realista y desnuda como Nicolás Maquiavelo.

Maquiavelo, al pintar al príncipe, ha pintado a todos aquellos que quieren subir, enriquecerse, dominar; es decir, a cuatro quintas partes de la humanidad.

Fuente: El príncipe

 

La idea que suele haber de Maquiavelo y su libro más clásico, es la del cinismo como actitud indispensable en las tareas del gobierno.La suposición de que el fin justifica los medios,  ha sido tenida como paradigmática, aunque él no dijo eso.

“Cierto príncipe de nuestro tiempo, al que no es oportuno nombrar*, no predica más que paz y lealtad, cuando de la una y de la otra es acérrimo enemigo.”

Capítulo XVIII, Quomodo fides a principibus sit servanda. (De cómo los príncipes han de mantener la palabra dada)

El príncipe, Nicolás Maquiavelo

* nota de la autora: se refiere a Fernando el Católico

Nunca debemos perder de vista la época en que le tocó vivir, para entender su posición, sobre cómo conquistar y sostener el poder político de manera segura, en su obra más leída y discutida, exaltada y vituperada, amada y odiada de la literatura política de todos los tiempos El príncipe.

Fuente

 

cita Calígula

Existe tal diferencia entre la forma en que realmente vivimos y la que deberíamos vivir, que el hombre que abandona lo real para estudiar lo ideal, aprenderá a crear su ruina, mas no su salvación.—Maquiavelo, El Príncipe

La vida pública de Maquiavelo estuvo enmarcada en sucesos surgidos por la ambición del papa Alejandro VI y de su hijo, César Borgia, el duque Valentino; ambos personajes ocupan un gran espacio en El Príncipe. Maquiavelo no vacila en citar las acciones del duque en beneficio de los usurpadores que quieren quedarse con los estados que conquistan; de hecho, Maquiavelo no encuentra mejores preceptos que enseñar que los patrones de conducta de César Borgia. Por ello, para algunos críticos, César es el “héroe” de El Príncipe. Aun así, el duque es señalado en El Príncipe como el tipo de hombre que crece con la fortuna de otros, y cae de la misma manera.

“Quiero aducir dos ejemplos de hechos acaecidos en nuestros días, sobre las dos maneras ya citadas de llegar a ser príncipe: por virtud o por fortuna. son estos: Francesco Sforza y César Borja. Francesco se convirtió, de privado, en duque de Milán por los medios adecuados y gracias a su gran virtud; y lo que había adquirido con mil afanes, mantuvo con poca fatiga. Por otro lado, César Borja, llamado por el vulgo duque Valentino, adquirió el estado gracias a la fortuna de su padre y con ella lo perdió; a pesar de haber recurrido por su parte a toda clase de acciones y de haber hecho todo lo que debía hacer un hombre prudente y virtuoso para poner sus raíces en aquellos estados que las armas y la fortuna de otros le habían proporcionado.”

Nicolás Maquiavelo, El Príncipe. Cap VII De principatibus novis qui alienis armis et fortuna acquiruntur (De los principados nuevos adquiridos con las armas y fortuna de otros)

César Borgia también era un gran humanista y contrató a Leonardo Da Vinci para que le realizara varias pinturas. En diversas ocasiones, Maquiavelo coincidió con Leonardo, manteniendo con él largas conversaciones.

Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: