Assassin’s Creed 2.Λ.La Hoguera de las Vanidades:No necesitamos que nadie nos diga qué debemos hacer…Λ.(…) Somos libres para seguir nuestro propio camino..Λ..Λ..Λ.Elegid vuestro sendero. No me sigáis a mí, ni a nadie más.

.Λ.

Silencio! Silencio!

Hace 22 años estuve en este mismo lugar y vi a mis seres amados morir traicionados por sus presuntos amigos.

La sed de venganza me ofuscó y me habría llegado a consumir, de no ser por la sabiduría de quienes me entrenaron para superar mis instintos.

.Λ..Λ..Λ.

Assassin’s Creed II-“La hoguera de las vanidades” Final-español 

Infelix ego, omnium auxilio destitutus, qui coelum terramque offendi: quo ibo? Quo me vertam? Ad quem confugiam

Infeliz yo, apartado de la ayuda de todos, porque he ofendido a cielo y tierra. a dónde iré? A dónde me volveré? En quién me refugiaré?

Infelix ego, Jerónimo Savonarola

pág.9

pág 16

Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: