Vista de águila

Vista de águila

Vista de águila es un término usado para describir una habilidad extrasensorial que parece ser innata en determinados linajes. Esta conciencia genética concede al que la posee una percepción sobrenatural de los alrededores, la capacidad de sentir de manera instintiva las intenciones de la gente cercana y la facultad de percibir imágenes y detalles que normalmente resultan invisibles al ojo humano. Hasta ahora, los únicos linajes con ejemplos documentados de vista de águila son los de Altaïr Ibn- La’Ahad y Ezio Auditore. Y sólo alguno de sus descendientes, como Desmond Miles, han demostrado poseer esta habilidad concreta.

La vista de águila es instintiva aunque puede perfeccionarse con la práctica, como cualquier otro sentido. Al principio, la habilidad se manifiesta como una  especie de segunda visión, que concede a su poseedor una comprensión intuitiva del mundo que le rodea y que le permite diferenciar entre aliados y enemigos de manera casi instantánea. La habilidad también se aplica a objetos y al entorno físico; quien posee la vista de águila puede detectar a veces señales imperceptibles a la visión humana, como pisadas cuya impronta se desvaneció hace tiempo, huellas dactilares y otros rastros de vida humana y animal. Además, parece que aumenta su sensibilidad con la práctica. Un poseedor experto puede desarrollar esta habilidad

Y detectar más cantidad de información, pero también puede centrar la percepción en un único objetivo u objeto y así predecir sus movimientos con exactitud.

A menudo, la presencia de la vista de águila es errática; puede permanecer durmiente durante algún tiempo o manifestarse a temprana edad. Desmond Miles, el heredero contemporáneo de un linaje muy especial, experimentó por primera vez la vista de águila tras una prolongada exposición al dispositivo Animus. La habilidad había permanecido latente hasta que se activó al revivir los recuerdos de sus antepasados.

No se conoce en su totalidad de dónde procede la vista de águila. Sin embargo, según los datos aportados por el individuo conocido como sujeto 16 sugieren que se debe al cruce entre lso primeros humanos y una raza de antiguos seres conocidos sólo como Los Que Vinieron Antes. Aunque todos nosotros tenemos el potencial de liberar la vista de águila, parece que los humanos con fuertes vínculos con los miembros de la Primera Civilización gozan de mayores posibilidades de conseguirla.

 

 Fuente: Enciclopedia Assassin’s Creed

Comments
6 Responses to “Vista de águila”
  1. Joel dice:

    Como podemos sacar la vista de aguila

    • Mia Godessa dice:

      sacar la vista de águila?…no sé si te entiendo….

      No, espera. Estoy segura….NO te entiendo. =D

      tienes problemas con el mando o es que buscas desarrollar tu intuición…???😉

      si es lo primero, depende del juego y del tipo de consola; a lo segundo, no tengo respuesta…

      pero, Buona Fortuna Asesino!

  2. ray cevsky dice:

    muy interesante donde puedo conseguir mas informasion acerca del tema

    • Mia Godessa dice:

      es todo lo que sabemos oficialmente (Enciclopedia Assassin’s Creed)

      pero algunos de nosotros tenemos una idea más amplia acerca de la “vista de águila”

      Yo aún no sabía lo que era una «clueca»¹, ni que por norma debía haber una en cada celda, ni había tenido tiempo de recapacitar y decirme que aquel hombre, G.Kramarenko, no me gustaba; pero dentro de mí ya se había puesto en marcha un relé espiritual, una célula de detección que cerró para siempre el contacto con aquel hombre. De ser éste el único caso, no lo habría mencionado, más bien pronto-con tanto asombro y entusiasmo como angustia- descubrí que este mecanismo interior tenía una cualidad natural y perenne. Pasaron los años, compartí catres, anduve en formación y trabajé en brigadas con muchos centenares de hombres, y ese misterioso relé-detector, en cuya creación no hay ningún mérito mío, siempre se ponía en funcionamiento antes de que yo me acordara de él. Se accionaba ante un rostro, unos ojos o los primeros sonidos de una voz, tras lo cual yo me abría a aquel hombre de par en par, dejaba sólo un resquicio, o bien me cerraba herméticamente. Era siempre tan infalible, que todo el trajín de los delegados operativos para proveerse de chivatos empezaba a parecerme una minucia: el que se presta a ser traidor, siempre lo lleva escrito en la cara y en la voz, algunos con hábil fingimiento, pero de todos modos se ve que no son trigo limpio. Por el contrario, mi detector me ayudaba a distinguir desde el primer momento a quién podía confiar lo más íntimo, aquellas profundidades y secretos por los cuales le cortan la cabeza a uno. Así pasé ocho años de reclusión, tres años de destierro y otros seis años de escritor clandestino, no menos peligrosos, y en estos diecisiete años me puse en manos de decenas de personas sin pensármelo dos veces, ¡y jamás di un traspiés! No he leído en ninguna parte nada sobre esto, y lo escribo ahora para los aficionados a la psicología. Creo que muchos llevamos dentro estos mecanismos espirituales, aunque como personas de un siglo demasiado tecnificado e intelectual desdeñamos esta maravilla y no dejamos que se desarrolle en nuestro interior.

      Alexsandr Solzhenitsyn
      Archipiélago Gulag 1918-1956, Vol. I

      «clueca»¹= soplón, en la jerga carcelaria rusa

Trackbacks
Check out what others are saying...


Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: