Historia de la Orden de los templarios (2ª parte)

Pese a las nobles ambiciones de sus antecesores, los templarios europeos cayeron en el desánimo durante el Renacimiento. Al operar al margen de la sociedad, los líderes de la Orden (hasta llegar a Rodrigo Borgia) olvidaron su auténtico propósito, cegados por la codicia y la ambición personal. Los templarios se refieren a este periodo como la Edad Oscura de la Orden. Sin embargo, los templarios permanecieron fuertes en otras partes del mundo; en Asia, por ejemplo, ayudaron al emperador Jiajing a afianzar su dominio sobre China.

A pesar de los errores del Renacimiento europeo, la búsqueda del conocimiento por parte de los templarios continuó. Ocultos tras los líderes políticos, religiosos, culturales y científicos de la sociedad, muchos templarios se afanaron en convertirse en pioneros de la investigación científica.

La influencia de los templarios  siguió notándose durante la Ilustración. Gracias a intelectuales como Spinoza, Locke, Newton y Bacon, emergió un nuevo modelo de sociedad, una sociedad donde la ciencia y la tecnología podían evolucionar sin obstáculos. Los templarios se acogieron a estas ideas (y sin duda contribuyeron a desarrollar la mayor parte de ellas) y marcaron el camino hacia la Revolución Industrial. Durante este periodo, los templarios siguieron moviendo los hilos, guiando y controlando dinastías enteras, como la de los Romanov. Se estimuló y alentó el progreso, pero siempre bajo la atenta supervisión de los templarios.

La llegada del siglo XX fue vista por muchos templarios como el comienzo de una nueva era, un periodo donde el progreso científico no solo evolucionaría sino que llegaría a modificar el tejido de la sociedad. En 1910, los líderes de la Orden diseñaron el Plan. Veintisiete años después, un grupo de influyentes industriales templarios fundaron Industrias Abstergo, una corporación multinacional que sería la imagen pública de la Orden. Por segunda vez en miles de años, la Orden se hizo pública de nuevo (al menos mínimamente). Sin embargo, los templarios no repetirían los errores del pasado. Decidieron que Abstergo sirviese como fachada para aprovecharse de los vastos recursos proporcionados por la empresa, mientras que los templarios seguirían operando entre bastidores, sin revelar jamás su verdadera identidad ni sus verdaderas intenciones.

Como ocurre con cualquier otra organización que tenga una larga historia, los objetivos y los métodos de la Orden del Temple han evolucionado pero su principal inquietud no ha variado: el progreso de la humanidad. Estos hombres y mujeres han creído siempre que alcanzarían su noble objetivo mediante el desarrollo científico y tecnológico. Desde el descubrimiento de  los Fragmentos del Edén, los templarios han tratado de comprender, usar y controlar estos asombrosos artefactos; primero para proteger a la humanidad de sí misma, y segundo para asegurar un futuro mejor para todos. Aunque hay quien dice que han recurrido a menudo a medidas drásticas para obtener los Fragmentos del Edén o forzar el desarrollo científico, lso templarios creen que sus métodos no son solamente los correctos, sino que son los únicos medios que pueden garantizar la culminación de su objetivo.

Aunque en apariencia los templarios comparten los mismos objetivos que sus antiguos enemigos, los Asesinos, sus ideales y métodos son radicalmente distintos. Mientras que los Asesinos creen firmemente en el libre albedrío, los templarios mantienen la creencia de que la humanidad debe ser dirigida. Los líderes de la Orden del Temple tomaron la decisión de hacer exactamente eso, lo que en su opinión, es mucho más importante que la anticuada noción del libre albedrío.

 

Fuente: Enciclopedia Assassin’s Creed

Comments
One Response to “Historia de la Orden de los templarios (2ª parte)”
  1. Soy fan de esta saga pero desconocía esta información. Gracias y sigan así!🙂

Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: