Assassin’s Creed Revelations: El final del camino

Sofía: ¿Aquí es donde empezó tu Orden?

Ezio: Empezó hace miles de años, pero aquí fue donde renació.

Sofía: Antes mencionaste un credo. ¿Cuál es?

Ezio: Nada es verdad, todo está permitido.

Sofía: suena muy cínico.

Ezio: lo sería si fuese dogmático, pero es una mera observación de la naturaleza de la realidad. Decir que nada es verdad supone darse cuenta de que los cimientos de la sociedad son frágiles y que debemos ser los pastores de nuestra propia civilización.

Decir que todo está permitido es comprender que somos los arquitectos de nuestros actos, y que debemos vivir con las consecuencias, ya sean gloriosas o penosas.

Sofía: ¿Lamentas tu decisión? ¿de vivir tanto tiempo como Asesino?

Ezio: No recuerdo haber tomado esa decisión. Esta vida me eligió a mí. Durante tres décadas he servido a la memoria de mi padres y mis hermanos, y luchado por aquellos que han sufrido el dolor de la injusticia. No lamento esos años, pero ha llegado el momento de vivir por mí, y dejarlos de lado. Dejar todo esto.

Sofía: Entonces déjalo. Todo irá bien.

Ezio: El final del camino

Sofía: ¿Qué esperas encontrar tras esa puerta?

Ezio: Sobre todo, conocimiento. Altaïr fue un hombre profundo y un escritor prolífico. Construyó este lugar para guardar toda su sabiduría. Vio muchas cosas en su vida, descubrió muchos secretos, tanto inquietantes como extraños. Conocimientos que llevarían a meros mortales a la locura.

Sofía: ¿Eso no te preocupa?

Ezio: Sofía, ya deberías saberlo: no soy un mero mortal.

(…)

Ezio: ni libros … ni sabiduría… Solamente tú, hermano mío. Resquietcat in pace, Altaïr

Comments
2 Responses to “Assassin’s Creed Revelations: El final del camino”
Trackbacks
Check out what others are saying...


Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: