Assassin’s Creed III. Eventos: Leyes Coercitivas

Las Leyes Coercitivas, llamadas a veces las “Leyes Intolerables”, fueron una serie de leyes aprobadas por el Parlamento británico en respuesta al motín del té de Boston. Entre otras, cosas, estas leyes sustituían a la asamblea legislativa electa de Massachusetts por una designada, y cerraban el puerto de Boston hasta que la Compañía de las Indias Orientales no fuera compensada por el té destruido, lo que, seamos sinceros, nunca iba a ocurrir. Estas leyes fueron un gran golpe contra la economía y el autogobierno de Massachusetts.

Las leyes recibieron ese nombre porque le Parlamento británico esperaba que sus medidas enérgicas sirvieran de “coerción” para que la ciudadanía se portase como  buenos colonos, y que detuvieran las protestas violentas, bajo amenaza de recibir la misma medicina. Por desgracia, estas leyes tuvieron el efecto opuesto: facilitaron a los liberales argumentar a favor de la independencia y dificultaron a los lealistas convencer a nadie de que el Parlamento solo quería lo mejor para ellos.

Parece que a nadie le gusta la gente que va por ahí abusando.

Fuente: Base de datos del Animus

Comments
One Response to “Assassin’s Creed III. Eventos: Leyes Coercitivas”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] de Boston, como parte de varias leyes que crearon para castigar a los colonos que fueron llamadas “Leyes Coercitivas”. Por supuesto, estas leyes no les granjearon ninguna simpatía entre los colonos, y llevaron de […]



Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: