Assassin’s Creed III. Documentos: El almanaque del Pobre Richard 1737 (Volumen 2)

 

El almanaque del Pobre Richard 1737 (Volumen 2)

Benjamin Franklin

 

 

V Mes. Julio tiene xxxi días.

 

El desvergonzado Jack, que ahora vive de lo que pilla,

Va mendigando regalitos, pide prestadas cosillas,

A cambio de veinte chelines que le prestaron el otro día,

(Por alguien que dio por hecho que no los recuperaría)

Quiso escribir en una hoja de papel un pagaré;

Su amigo, rechazándolo, dijo, “No, ¿para qué?”

El papel hoy por hoy escasea, y no sería inteligente,

Separarse del dinero y arruinar un papel inocente.

 

En estas cosas están de acuerdo el sacerdote, el abogado y la muerte:

La muerte se lleva al débil y al fuerte,

El abogado toma dinero del ganador y el perdedor,

y el sacerdote vive a costa del vivo y del muerto.

La peor rueda del carro es la que hace más ruido.

 

 

VI Mes. Agosto tiene xxxi días.

 

En su lecho de muerte el pobre Lubin yace entre tos;

Su esposa está a su lado desesperada;

Con llanto abundante y gritos de los dos

La preocupación de ambos queda expresada.

Una causa distinta dice el reverendo que esto tiene

en cada uno, aunque el resultado parezca igual a la vista,

El pobre Lubin está asustado porque la Muerte viene,

Y a su mujer lo que le preocupa es que él resista.

 

No des mala información a tu doctor ni a tu abogado

Nunca he visto una planta muy transplantada,

Ni a una familia a menudo reorganizada,

que crezca tanto como la que está bien asentada.

 

 

VII Mes. Septiembre tiene xxx días.

 

Mañana te reformarás, siempre llorarás;

¿En qué lejano país ese mañana está,

que va a tardar tanto en llegar?

¿Está ese mañana más allá de la India oriental?

Ya estoy temiendo, pues está tan lejos

que tú y yo entonces seremos muy viejos.

Mañana me reformaré, dice el tonto;

Hacerlo hoy ya sería tarde: el sabio lo hizo ayer y no le pareció pronto.

 

Que  la carta espere al correo, y no el correo a la carta.

Comer muy bien tres veces al día es vivir muy mal.

Es mejor legarle cosas a un enemigo en tu muerte que suplicárselas a un amigo en tu vida.

A quien cuentas tus secretos,

estás vendiendo tu libertad.

 

 

VIII mes. Octubre tiene xxxi días.

 

A T.T. que destruyó la espléndida madera de su casero.

 

La indulgente naturaleza da a cada uno lo necesario,

un instinto secreto para reconocer a su adversario:

El ganso evita al zorro, siendo un ser bobo;

Los corderos huyen despavoridos de los lobos;

Un rufián anticipa la horca como su destino,

y arrastra esta antipatía a los árboles del camino.

 

Si quieres tener un sirviente que te caiga bien, sírvete a ti mismo.

El que persigue a dos liebres al mismo tiempo, no caza a una y deja escapar a la otra.

Si quieres una esposa pulcra, escógela un sábado.

Si tienes tiempo, no esperes a tener tiempo.

 

 

IX Mes. Noviembre tiene xxx días.

 

Dices que gastarás quinientas libras,

que el mundo y la gente lo sepa,

para ir por toda Europa de gira,

aprendiendo cosas del planeta.

Querido Sam, al buscar el sentido que sí tiene el resto,

no conseguirás tener tú más sentido;

Pero sabiamente doblarás el gasto,

para poder pasar inadvertido.

 

Dile a un mendigo que es rico y a una mujer que es vieja, y no

conseguirás dinero de uno ni amabilidad de la otra.

No vayas al doctor cada vez que estés destemplado, y al abogado por cada disputa,

ni a echar un trago cada vez que tengas sed.

 

 

X Mes. Diciembre tiene xxxi días.

 

Las mujeres son libros, y los hombres son sus lectores,

que a veces encuentran erratas escapadas a los impresores;

Sin embargo están tan obnubilados con su lectura,

ese buen papel y letra impresa, dispuesta con divina arquitectura;

Que algunos, descuidados, no atienden al mensaje de su familia,

y a las mujeres fieles no hacen más caso que a la Biblia.

¿Las mujeres son libros? Dice Hodge, ojalá la mía fuese

un almanaque, para cambiarla cada doce meses.

 

Los acreedores son una secta supersticiosa, con una absoluta

veneración a sus fechas de guardar, o sea, las de cobrar.

La más noble pregunta del mundo es, ¿de qué forma podría yo ayudar en eso?

Nec sibi, sed toto, genitum se credere mundo.

No hay nada tan popular como la BONDAD.

 

 

En mi última obra publiqué algunas Profecías Enigmáticas, que no

esperaba

que nadie tomara como predicciones serias. Ofrezco a continuación

la explicación prometida,

a saber:

1. El agua de los mares y los ríos se eleva en vapores por el sol, se forma en nubes en el aire, y desde allí desciende en forma de lluvia. entonces, cuando tenemos lluvia en lo alto(lo que ocurre frecuentemente cuando el viento viene del noreste), las ciudades y lugares de la Tierra de abajo, sin duda están cubiertas de agua hasta el cuello.

2. La potencia con la cual no estábamos entonces en guerra, pero que, se dijo, se llevaría de nuestros puertos muchas embarcaciones cargadas antes del final de año, es el VIENTO, cuyas fuerzas tampoco se sabe si van o si vienen.

3. El ejército que decía que desembarcaría en Virginia, Maryland y los condados inferiores de Delaware, no era de mosquetes, esas armas de llevar al hombro, como algunos esperaban, sino algo que se pronuncia de forma muy similar, pero que se escribe mosquitos, y que únicamente están armados de un afilado aguijón. Todos saben que son peces antes de volar, pues nacen en el agua; y por tanto acabarán en la tierra antes de convertirse en un gran problema.

 

UNA MARAVILLOSA PROFECÍA

Para enero de 1737, que consiste enteramente de cifras impares.

 

Empieza el primer mes de este año impar,

¡Qué portentos, lector, el mundo va a contemplar!

Cuatro reyes con poderosa fuerza la isla de Albión

por un tiempo van a azotar con guerra y conmoción;

Luego algunos obtendrán un beneficio inesperado,

mientras que otros por su bolsa vacía llorarán en vano:

Y muchos corazones cristianos quedarán estremecidos,

cuando el terrible sonido del triunfo llegue a sus oídos.

Huesos muertos arriba y abajo serán arrastrados,

en cada ciudad y en cada poblado.

 

 

Fuente: Base de datos del Animus

 

Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: