Assassin´s Creed IV: Black Flag. Criptohistoria: artefactos.

.

La inspiración llega cuando menos te lo esperas.

Abstergo Entertainment, Manual del empleado.

.

.

Mecanismo de Anticitera

Originalmente se suponía que era un dispositivo de procesamiento analógico para determinar las posiciones futuras de los cuerpos astrales, pero los científicos de Industrias Abstergo han descubierto recientemente que el mecanismo de Anticera es solo una pequeña parte de una herramienta mucho más grande: la llamada “máquina de predicción”. Se cree que la Primera Civilización la utilizaba para realizar previsiones de eventos futuros basadas en las probabilidades. Por ejemplo, se ha confirmado que la raza de precursores utilizó un dispositivo similar y sus habilidades precognitivas inherentes para encontrar al Sr. Desmond Miles, el sujeto 17, y ponerse en contacto con él, con fines que deben permanecer clasificados. También se conoce que, debido a la naturaleza de sus “mediciones de probabilidades cuánticas”, estas máquinas fueron tremendamente difíciles de utilizar y probablemente se necesitaron cientos o miles de pruebas para llegar a “ver” eventos futuros tan remotos.

Fuente: Mis archivos/ Industrias Abstergo/ Criptohistoria: artefactos.

.

alejandria anticitera 10

Radiografía del fragmento A del mecanismo de Anticitera. © 2005 Antikythera Mechanism Research Project.

Radiografía del fragmento A del mecanismo de Anticitera. © 2005 Antikythera Mechanism Research Project.

alejandria anticitera 2http://www.taringa.net/posts/imagenes/5289178/Misterio-El-mecanismo-de-Anticitera.html

.

anticitera_CT_scans

Cuatro “cortes” o “lonchas” del interior del mecanismo de Anticitera (fragmento A) obtenidos mediante tomografía computerizada de rayos X para el AMRP.

© 2005 Antikythera Mechanism Research Project.

.

El mecanismo de Anticitera es considerado el primer computador de la humanidad. Muestra el conocimiento astronómico de los griegos antiguos y sus capacidades extraordinarias para las matemáticas y la ingeniería. Una exposición temporal en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas ofrece la oportunidad de ver el mecanismo, además de los otros objetos descubiertos en 1900 de cerca de la isla de Anticitera.

Teniendo en cuenta los datos arrojados por los análisis científicos, se puede decir que este mecanismo es la primera computadora de la historia. La obsesión de los griegos por explorar la ingeniería mecánica, llevó a experimentar a filósofos como Herón de Alejandría a concebir la idea de una máquina de vapor. La cultura griega entró en declive cerca del año 100 a.d.c. dejando un legado de pensamiento científico que ha fundado las bases de la civilización occidental.

http://www.ojocientifico.com/4597/que-es-el-mecanismo-de-anticitera

mecanismo de Anticitera

Sí. Es lo que parece: un complejo mecanismo de relojería, creado 1.200 años antes de que se desarrollaran los primeros relojes puramente mecánicos en Al-Ándalus. Sólo hay un pequeño problema: el mecanismo de Anticitera es mucho, muchísimo más que un simple reloj. Vamos allá.

.

Una reflexión, que en su día hizo Amenábar-no encontré la entrevista en la que él decía, más o menos, esto-:

¿qué tecnología tendríamos hoy en día si no se hubiese quemado la Biblioteca de Alejandría?

.

.

La película denuncia la intolerancia.

Alejandro Amenábar

.

agora11

Ágora

“Tu fe radica en no cuestionar nada; la mía, en cuestionarlo todo”

Hipatia

.

Cuando el califa Omar hacía referencia a la Biblioteca de Alejandría, manifestaba: «Si no contiene más que lo que hay en el Corán, es inútil, y es preciso quemarla; si algo más contiene, es mala, y también es preciso quemarla».

http://es.wikipedia.org/wiki/Biblioteca_de_Alejandr%C3%ADa

 

Contiene una advertencia. Nos dice que el progreso no está garantizado. Nos recuerda que las sociedades pueden retroceder, como sucedió: mil años largos, oiga, hasta que alguien volviera a hacer algo parecido. Las sociedades que dejan de aspirar a la libertad de pensamiento, que renuncian al avance de la ciencia, de las artes y de las ideas, que se acomodan o refugian en sus valores tradicionales (que a menudo no lo son tanto) y en los cantos de sirena de la superstición… se estancan, retroceden y retrocederán. Entre el mecanismo de Anticitera y el reloj de De’Dondi, su inmediato sucesor, hubo 1.400 años de tinieblas. Si el modelo de civilización que creó esta computadora de la Antigüedad hubiera podido seguir adelante, ¿por dónde andaríamos hoy, ya?

http://www.lapizarradeyuri.com/2011/03/05/el-mecanismo-de-anticitera/

.

,

Batería de Bagdad

Por fin se ha desecubierto el secreto definitivo de la batería de Bagdad, un misterioso objeto que lleva décadas desconcertando a los científicos. Este año, los investigadores de Industrias Abstergo determinaron que antaño estas baterías contenían un elemento precursor sintético capaz de producir electricidad aprovechando la energía generada por el paso del tiempo. Extrañamente similar a lo que los físicos teóricos han denominado los “cristales del tiempo”, este material cristalino desconocido era capaz de generar minúsculas pero ilimitadas descargas energéticas trasvasando la energía del mismísimo paso del tiempo. Aunque minúscula, la electricidad resultante era probablemente suficiente para alimentar una pequeña luz LED… El resultado era una humilde pero increíblemente eficiente forma de producir luz. Hasta la fecha, no se ha hallado un “cristal del tiempo” precursor en buen estado.

Fuente: Mis archivos/ Industrias Abstergo/ Criptohistoria: artefactos.

Ironie_pile_Bagdad

Dibujo de la batería de Bagdad

En 1936, durante unas excavaciones en una colina de Kujut Rabua, una aldea al sureste de Bagdad (Irak), los trabajadores del Departamento Estatal Iraquí del Ferrocarril descubrieron una vieja tumba cubierta con una losa de piedra. Durante dos meses, el Departamento Iraquí de Antigüedades extrajo de allí un total de 613 abalorios, figurillas de arcilla, ladrillos cincelados y otras piezas. Fueron fechados en el período de los partos (casi quinientos años entre 248 a. C. y226 d. C.). También hallaron unos recipientes muy singulares de arcilla, con forma de jarrón y de color amarillo claro. En su interior había un cilindro de cobre, fijado con asfalto a la embocadura del cuello. Dentro del cilindro había una vara de hierro.

(…)

El 11 de abril de 2003, durante la Invasión de Irak, el Museo Nacional de Irak en Bagdad, fue asaltado y saqueado. Durante aproximadamente tres días muchas de las piezas de incalculable valor histórico fueron destruidas o robadas. Este es el caso de las “baterías de Bagdad”.

😯

Aunque algunas versiones afirman que estas pudieron ser retiradas para su protección por el mismo gobierno iraquí como medida de protección ante los bombarderos, los más escépticos consideran que estas pasaron a formar parte del tráfico ilegal de antigüedades mesopotámicas.

Actualmente se desconoce su paradero.

http://es.wikipedia.org/wiki/Bater%C3%ADa_de_Bagdad

.

.

Como decía al comienzo, actualmente están desaparecidas estas pilas antiguas que se adelantaron en siglos a los trabajos de Volta, el padre real y comprobado de este invento y probablemente estarán en manos de algún coleccionista de antigüedades. Si ese tipo lee Curistoria, que todo es posible, hasta que hubiera pilas en el siglo I, estaría encantado de tomar un café y echarle un ojo a ese invento si fuera posible. Prometo discreción.

http://curistoria.blogspot.com.es/2012/11/las-pilas-o-baterias-de-bagdad.html

😀

.

Jota said:

Pues menos mal que no siguieron con el invento, hasta pasados los siglos, os imagináis la inquisición española con acceso a la electricidad????

.

Frascos de sangre

Poco se sabe de la función de estos frascos de sangre, aunque se han encontrado docenas desde que Abstergo se interesó por ellos a finales de 1980. Hasta la fecha, solo se han encontrado tres frascos con su contenido original intacto, y de estos, solo uno contenía una muestra verificada de ADN precursor. Los ejecutivos de Industrias Abstergo han mostrado un particular interés en hallar más ADN precursor y, si es posible, muestras de lo que llamamos la “Eva mitocondrial”. Aunque esto pueda parecer exagerado, tengan especial cuidado a la hora de identificar cualquier frasco que encuentren durante una reproducción de recuerdos.

Por desgracia, debido a que la vida media del ADN es de tan solo 500 años, toda muestra lo bastante antigua para pertenecer a una muestra válida (80.000 años o más) se habrá deteriorado hasta resultar inservible. Sospechamos que necesitaríamos un mínimo de 250 muestras preservadas y mucha suerte para poder secuenciar un genoma completo de precursor…, aunque la cifra real probablemente se aproxime a 500.

Fuente: Mis archivos/ Industrias Abstergo/ Criptohistoria: artefactos.

llave del Observatorio

.

.

Cráneos de cristal

Estas antiguas herramientas se han hallado en diferentes ocasiones en supuestos yacimientos de precursores repartidos por todo el mundo. Todas son dispositivos de comunicación en cierta medida, aunque hasta le fecha solo se han descubierto tres tipos diferentes. El funcionamiento de las primeras calaveras de cristal era similar al de los teléfonos móviles de la actualidad, ya que hacían posible la comunicación multinodo entre todos los poseedores de un dispositivo. Posteriormente se descubrió una segunda calavera de cristal con una función de grabación y reproducción que permitía al usuario grabar y enviar mensajes audiovisuales a múltiples receptores con la frecuencia que quisiera. Recientemente se han descubierto un tercer tipo de calaveras de cristal que actúan como “dispositivos de monitorización”, de forma parecida a los televisores en un sistema de vigilancia con múltiples cámaras. De momento no se han encontrado las cámaras al otro lado del sistema. Se desconoce la razón por la que estos dispositivos de comunicación fueron diseñados a semejanza de esta macabra parte de la anatomía, pero no tenemos motivos para sospechar que nuestra raza precursora, por muy inteligente que fuese, no hiciera concesiones en ocasiones a la moda más estridente.

Fuente: Mis archivos/ Industrias Abstergo/ Criptohistoria: artefactos.

Crystal_skull_british_museum_random9834672

El cráneo de cristal del Museo Británico (ID Am1898C3.1),

de dimensiones similares al cráneo Mitchell-Hedges.

.

Los cráneos de cristal son unos cráneos tallados en cuarzo transparente o lechoso, conocido en la historia del arte como “cristal de roca”, cuyos supuestos descubridores afirman que son artefactos mesoamericanos precolombinos; sin embargo, ninguno de los especímenes que fueron puestos a disposición para su estudio científico han sido autentificados como precolombinos. Los resultados de estos estudios demostraron que los cráneos de cristal examinados fueron manufacturados a mediados del siglo XIX o más tarde, casi con certeza en Europa durante una época cuando había mucho interés en las antiguas culturas precolombinas.(…)

Los cráneos de cristal han sido un tema popular, apareciendo en numerosas series televisivas de ciencia-ficción, novelas, películas, videojuegos y una marca de vodka.

(…)

El tipo de cristal fue determinado al examinar las inclusiones de clorita, que solo se encuentran en los cristales de Madagascar y Brasil, por lo tanto difícil de obtener o desconocido en la Mesoamérica precolombina. El estudio concluyó que los cráneos fueron hechos en Alemania en el siglo XIX, muy probablemente en talleres de la ciudad de Idar-Oberstein, conocida a fines del siglo XIX por crear objetos hechos de cuarzo brasileño importado.

.

El cráneo Mitchell-Hedges

(…) La referencia publicada más temprana del cráneo es el número de julio de 1936 de la revista antropológica británica Man, donde se describe que se encuentra en poder de Mr. Sydney Burney, un marchante de arte londinense que dijo haberlo tenido desde 1933.

(…)

En noviembre de 2007, Bill Homann trajo el cráneo a la oficina de la antropóloga Jane MacLaren Walsh, en el Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsoniano, para ser examinado.41 Walsh llevó a cabo un examen detallado del cráneo empleando luz ultravioleta, un microscopio óptico de alta potencia y tomografia computarizada. Homann trajo de nuevo el cráneo al museo en 2008 para que pueda ser filmado para un documental de Smithsonian Networks, La leyenda del cráneo de cristal y en esta ocasión Walsh fue capaz de hacer dos moldes de silicona con las marcas de herramientas para ser analizados mediante microscopio electrónico de barrido (MEB). Las micrografías del MEB revelaron evidencia que el cristal había sido labrado con una herramienta rotativa de metal duro cubierta con un abrasivo duro, como el diamante. La extensiva investigación de Walsh sobre artefactos de México y América Central mostró que los artesanos precolombinos tallaban la piedra desgastando su superficie con herramientas de piedra o madera, empleando más tarde herramientas de cobre, en combinación con una variedad de arenas abrasivas o piedra pulverizada. Estos exámenes hicieron que Walsh concluyera que el cráneo probablemente fue tallado en la década de 1930 y se basó en el cráneo del Museo Británico, que había sido continuamente exhibido desde 1898.

.

El cráneo del Museo Británico

El cráneo de cristal del Museo Británico apareció por primera vez en 1881, en la tienda del anticuario parisino Eugene Boban. Su origen no está indicado en su catálogo de aquel entonces. Él dijo que trató de venderlo al Museo Nacional de México como un artefacto azteca, pero no tuvo éxito. Más tarde Boban mudó su negocio a Nueva York, donde el cráneo fue vendido a George H. Sisson. Fue expuesto en la reunión de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia en Nueva York en 1887 por George Frederick Kunz. Fue subastado y comprado por Tiffany & Co., que más tarde lo vendió al Museo Británico en 1897. Este cráneo es muy parecido al cráneo Mitchell-Hedges, aunque es menos detallado y no tiene una mandíbula móvil.

El Museo Británico cataloga la proveniencia del cráneo como “probablemente europeo, siglo XIX d.C.” y lo describe como “no es un artefacto precolombino auténtico”. Se ha establecido que este cráneo fue hecho con herramientas modernas y no es auténtico.

.

El cráneo de París

El más grande de los tres cráneos vendidos por Eugene Boban a Alphonse Pinart (a veces llamado Cráneo de París), con unos 10 cm de alto, tiene un agujero perforado verticalmente a través de su centro.Forma parte de una colección que se encuentra en el Museo del Muelle Branly y fue sometido a pruebas científicas que se llevaron a cabo en 2007-2008 por el Centre de recherche et de restauration des musées de France (Centro de investigación y restauración de los museos de Francia, o C2RMF).
.
600px-Crystal_skull_in_Musée_du_quai_Branly,_Paris

Cráneo de cristal en el Museo del Muelle Branly, París.

Tras una serie de análisis llevados a cabo durante más de tres meses, los ingenieros del C2RMF llegaron a la conclusión de que “ciertamente no es precolombino, muestra huellas de pulido y lijado efectuados con herramientas modernas”Las pruebas en el acelerador de partículas también revelaron huellas de agua ocultas que fueron fechadas en el siglo XIX, por lo que el Muelle Branly emitió una declaración en donde las pruebas “parecen indicar que fue hecho a fines del siglo XIX”.

Los investigadores del C2RMF publicaron en 2009 los resutados de investigaciones posteriores para establecer cuando fue tallado el Cráneo de París. Los análisis con microscopio electrónico de barrido (MEB) indicaron el uso de máquinas herramienta lapidarias para su tallado. Los resultados de una nueva técnica de fechado, conocida como fechado por hidratación de cuarzo (FHC), demostraron que el Cráneo de París fue tallado mucho después que un artefacto de cuarzo referencial, que había sido cortado en 1740. Los investigadores concluyeron que los resultados del MEB y el FHC, combinados con la conocida procedencia del cráneo, indican que fue tallado en el siglo XVIII o XIX.

.

El cráneo del Museo Smithsoniano

El “Cráneo Smithsoniano”, número de catálogo A562841-0 en las colecciones del Departamento de Antropología del Museo Nacional de Historia Natural, fue enviado anónimamente por correo al Instituto Smithsoniano en 1992 y su donante afirmaba que era un artefacto azteca procedente de la colección de Porfirio Díaz. Es el cráneo más grande de todos, pesando 14 kg (31 libras) y con una altura de 38 cm (15 pulgadas). Fue tallado usando carburo de silicio, un abrasivo moderno. Ha sido expuesto como una falsificación moderna en el Museo Nacional de Historia Natural.

.

Afirmaciones paranormales y asociaciones espirituales

Algunos creyentes en lo paranormal afirman que los cráneos de cristal pueden producir una variedad de milagros. Anna Mitchell-Hedges afirmaba que el cráneo que supuestamente había descubierto podía causar visiones, curar el cáncer, que una vez empleó sus propiedades mágicas para matar un hombre y que en otra ocasión, vio en este una premonición del asesinato de John F. Kennedy.

.

En la obra teatral de 1931 La pantufla de raso, de Paul ClaudelFelipe II de España emplea “un cráneo hecho de una sola pieza de cristal de roca”, iluminado por “un rayo del sol poniente”, para ver la derrota de su Armada Invencible en su ataque a Inglaterra (dia 4, escena 4, páginas 243-244).54

.

.

Sellos de memoria

Estos dispositivos, potentes pero de alcance limitado, fueron utilizados por la Primera Civilización para registrar breves recuerdos, que posteriormente otro usuario podía reproducir o experimentar. A juzgar por su escasez (se han encontrado o documentado menos de 40), parece que estos sellos no eran un objeto de uso común para esta raza, sino que solamente los empleaban los miembros más ricos y poderosos de su sociedad. Hasta la fecha, no se han encontrado sellos que contengan recuerdos de los precursores, y solo algunos contenían información. Se sospecha que los sellos empleados por el Asesino Altaïr Ibn-La’Ahad para transmitir recuerdos a Ezio Auditore da Firenze siguen funcionando en la actualidad, pero a fecha de hoy, su paradero es desconocido. Como datos de interés, podemos revelar que muchos de los descubrimientos iniciales de Abstergo en relación con la memoria genética proceden del estudio exhaustivo de estos artefactos, aunque la tecnología actual del Animus NO está basada en su arquitectura.

Fuente: Mis archivos/ Industrias Abstergo/ Criptohistoria: artefactos.

sellos Altaïr

Assassin’s Creed: Revelations

.

.

Manuscrito Voynich

Se trata de un fascinante rompecabezas aún por resolver. Estamos muy interesados en encontrar al responsable o los responsables de este espléndido y desconcertante libro. Debemos recordar a todos los investigadores asignados a sujetos europeos de los siglos XV y XVI que presten especial atención a cualquier mención de este raro y valioso objeto. Aunque las recientes dataciones por radiocarbono indican que fue escrito alrededor de 1405, Industrias Abstergo ha descubierto información sumamente confidencial que contradice esa teoría. Uno de los sujetos más interesantes para nosotros a ese respecto es el filósofo inglés Roger Bacon.

Fuente: Mis archivos/ Industrias Abstergo/ Criptohistoria: artefactos.

.

voynich página de las 9 rosetas

.

.

El manuscrito Voynich es un misterioso libro ilustrado, de contenidos desconocidos, escrito hace unos 500 años por un autor anónimo en un alfabeto no identificado y un idioma incomprensible, el denominado voynichés.

Voynich descripción

A lo largo de su existencia constatada, el manuscrito ha sido objeto de intensos estudios por numerosos criptógrafos profesionales y aficionados, incluyendo destacados especialistas estadounidenses y británicos en descifrados de la Segunda Guerra Mundial. Ninguno consiguió descifrar una sola palabra. Esta sucesión de fracasos ha convertido al manuscrito en el Santo Grial de la criptografía histórica, pero a la vez ha alimentado la teoría de que el libro no es más que un elaborado engaño, una secuencia de símbolos al azar sin sentido alguno.

Sin embargo, el que cumpla la ley de Zipf (que establece que en todas las lenguas humanas la palabra más frecuente en una gran cantidad de texto aparece el doble de veces que la segunda más frecuente, el triple que la tercera más frecuente, el cuádruple que la cuarta, etcétera) hace pensar que se trata no sólo de un texto redactado en un lenguaje concreto, sino también que ese lenguaje se basa en alguna lengua natural, ya que los lenguajes artificiales, como los élficos de Tolkien o el klingon de Star Trek, no cumplen esta regla. Es prácticamente imposible que el autor del manuscrito Voynich conociera dicha ley 😈 , enunciada varios siglos después, y que por tanto la aplicase a una lengua inventada por él.

El nombre del manuscrito se debe al especialista en libros antiguos Wilfrid M. Voynich, quien lo adquirió en 1912. Actualmente está catalogado como el ítem MS 408 en la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos de la Universidad de Yale.

En 2009, investigaciones de la Universidad de Arizona (EE.UU.) demostraron, mediante la prueba del carbono 14, y con una fiabilidad del 95%, que el pergamino del manuscrito podía datarse entre 1404 y 1438.1 2 Por otra parte, el McCrone Research Institute de Chicago demostró que la tinta fue aplicada no mucho después, confirmando así que el manuscrito es un auténtico documento medieval.1

Sobre el lugar en que pudo haberse escrito, tan solo se dispone de una posible pista. En una de sus ilustraciones aparece una ciudad amurallada, y son sus almenas dibujadas las que aportan una orientación. Su forma es la de las almenas llamadas de cola de golondrina, un estilo estético que, más tarde, en el Renacimiento, se popularizó por toda Europa, pero que en el momento en que se supone que se elaboró el manuscrito, según los últimos estudios de la Universidad de Arizona, solo se podía encontrar en el norte de Italia, quizá en la amplia región entre Milán y Venecia.

http://es.wikipedia.org/wiki/Manuscrito_Voynich

.

El libro tiene alrededor de 240 páginas de pergamino, con vacíos en la numeración de las mismas (la cual es aparentemente posterior al texto, quizás del siglo XVI), lo que sugiere que varias páginas se habían extraviado ya antes de su compra por Voynich. Para evitar extravíos posteriores el padre Theodore C. Petersen lo fotocopió en 1931, repartiendo dichas copias entre varios investigadores interesados en su estudio e intento de traducción. Se utilizó pluma de ave para escribir el texto y dibujar las figuras con pintura de colores; según se puede apreciar, el texto es posterior a las figuras, ya que en numerosas ocasiones el texto aparece tocando el borde de las imágenes, algo que no ocurriría si éstas hubiesen sido añadidas posteriormente.

.

 

Voynich

¿Esconde un tesoro? ¿La resolución de un crimen? ¿Conocimientos secretos que cambiarían la historia de la ciencia? ¿Acaso una profecía? La frustración es tal que desde 2004 la teoría más extendida sobre el manuscrito Voynich es que se trata de un fraude: no se puede descifrar porque no hay nada que descifrar; es un galimatías, una broma. Pero un reciente estudio de la Universidad de Mánchester (Reino Unido) demuestra que no es así. El texto está escrito en una lengua auténtica y puede contener mensajes cifrados. ¿Qué lengua es y qué mensajes oculta? No se sabe. Los investigadores, dirigidos por el físico Marcelo Montemurro, analizaron la frecuencia de las palabras en el manuscrito y las compararon con textos de similar extensión en inglés, chino, latín, un lenguaje informático y fragmentos del código del ADN. Los textos analizados entre ellos, Las confesiones de san Agustín y El origen de las especies, de Charles Darwin tienen entre 500 y 700 palabras claves, mientras que el sistema de programación ronda las 300, y el genoma, las diez. El voynichés, como se conoce el presunto idioma del manuscrito, tiene 800. «Su estructura es compatible con la de una lengua humana», afirma Montemurro.

Además, en el voynichés, la distribución estadística de las letras y palabras es cualquier cosa menos aleatoria. Por ejemplo, cumple a rajatabla la ley de Zipf, que establece que en todas las lenguas humanas la palabra más frecuente en un texto extenso aparece el doble de veces que la segunda más frecuente, el triple que la tercera, etcétera. Lenguajes artificiales como los élficos de Tolkien o el klingon de Star Trek no cumplen esta regla. Poco se sabe con certeza del manuscrito, un pergamino de 240 páginas. La Universidad de Arizona demostró mediante la prueba del carbono 14 que podía datarse entre 1404 y 1438. Su autor es anónimo.

(…)

En la larga lista de traductores frustrados sobresalen dos: uno es William Newbold, profesor de Filosofía en Pensilvania a principios del siglo XX y condecorado por descifrar mensajes de los espías alemanes durante la Primera Guerra Mundial. Dedicó los últimos años de su vida a examinar el manuscrito, hasta que perdió la noción de la realidad. Murió loco. el otro es William Friedman, considerado el mejor criptógrafo de la era moderna y uno de los fundadores de la NSA. Friedman descifró el Código Púrpura que protegía las comunicaciones navales japonesas durante la Segunda Guerra Mundial. Pero no pudo con el manuscrito Voynich, aunque su hipótesis de trabajo se considera plausible. No se trataría de un idioma inventado, sino de una lengua probablemente europea ‘oscurecida’ mediante un algoritmo que desplaza letras individuales.

http://www.abc.es/ciencia/20131111/abci-misterio-voynich-libro-logra-201311111127.html

.

Roger Bacon (Ilchester, c. 1214 - Oxford, 1294)

Roger Bacon (Ilchester, c. 1214 – Oxford, 1294)

Roger Bacon (Ilchester, c. 1214 – Oxford1294) fue un filósofocientífico, y teólogo inglés, de la orden franciscana (tradicionalmente, su nombre se cita seguido por las siglas O.F.M.). Es conocido por el sobrenombre de Doctor Mirabilis (“doctor admirable”, en latín). 

Inspirado en las obras de autores árabes anteriores —herederos y conservadores de las antiguas obras del mundo griego—, puso considerable énfasis en el empirismo y ha sido presentado como uno de los primeros pensadores que propusieron el moderno método científico, poniendo en crisis la escolástica.

Vida y trabajos

El entrenamiento científico que Bacon había recibido le mostró los defectos del debate académico existente. Ninguno de los profesores aprendía griegoAristóteles era conocido solamente a través de malas traducciones; lo mismo era cierto para las Sagradas Escrituras. La ciencia física no estaba dirigida por experimentos a la manera aristotélica, sino por argumentos basados en la tradición. Bacon se retiró de la rutina escolástica y se hizo devoto del estudio de las lenguas y la investigación experimental.

Al único profesor que respetaba era un cierto Petrus de Maharncuria Picardus, o “de Picardie”, que es quizás cierto matemático, Petrus Peregrinus de Picardie, que parece ser el autor de un tratado, De Magnete, guardado en la Biblioteca Imperial de París. El contraste entre la oscuridad de ese hombre y la fama de la que se beneficiaban los jóvenes doctores despertó la indignación de Bacon. En la Opus Minus y Opus Tertium arremete contra Alejandro de Hales y otro profesor, que, dice, adquirieron su aprendizaje por enseñar a otros, y adoptó un tono dogmático, que originó que fuese recibido en París con aplausos, como alguien igual a Aristóteles, Avicena o Averroes.

Bacon fue siempre fiel a sus opiniones, mantenía lo que creía que era verdad y atacaba a quien estaba en desacuerdo, lo que le causó repetidamente grandes problemas. En 1256 fue designada una nueva cabeza de la rama científica de la Orden Franciscana: Richard de Cornwell, con quien Bacon había estado fuertemente en desacuerdo en el pasado. Pronto Bacon fue trasladado a un monasterio en Francia, donde durante cerca de 10 años solo pudo comunicarse con sus colegas intelectuales mediante escritos.

Bacon escribió al cardenal Guy le Gros de Folques, que se interesó por sus ideas y le pidió que escribiese un tratado completo. Bacon, que estaba restringido por una regla de la orden franciscana que le prohibía publicar trabajos sin un permiso especial, inicialmente dudó. El cardenal se convirtió en el Papa Clemente IV y urgió a Bacon a que ignorase la prohibición y a escribir el libro en secreto. Bacon lo hizo y envió su trabajo, el Opus Maius, un tratado sobre las ciencias (Gramática, Lógica, Matemáticas, Física y Filosofía), al Papa en 1267. Fue seguido el mismo año por el Opus Minus (conocido también por Opus Secundum), sumario de los principales pensamientos de su primer trabajo. En 1268 envió su tercer trabajo, el Opus Tertium, al Papa, que murió ese mismo año, aparentemente antes de ver, incluso, al Opus Maius, aunque sabía que el trabajo había llegado a Roma.

Algunos claman que Bacon cayó en desgracia y fue más tarde encarcelado por la Orden franciscana en 1278 en Ancona, por su difusión de la Alquimia árabe y, sin duda, también sus protestas por la ignorancia e inmoralidad del clero favorecieron acusaciones de brujería. Supuestamente permaneció en prisión durante diez años, hasta que la intercesión de un noble inglés promovió su liberación. Sobre este episodio, la famosa Historia de la Ciencia de David C. Linberg, mencionado por James Hannam, dice que “su encarcelamiento, si es que ocurrió, que dudo, probablemente fue consecuencia de sus simpatías por el ala radical “de pobreza” de los Franciscanos, una cuestión completamente teológica, más que de cualquiera de las novedades científicas que pudo haber propuesto”. Bacon murió, sin seguidores distinguidos o discípulos y fue rápidamente olvidado durante mucho tiempo.

ROGER BACON EL MONJE MÉDICO

En sus escritos, pide una reforma de los estudios teológicos. Proponía poner menos énfasis sobre cuestiones filosóficas menores, como en el Escolasticismo. En su lugar, la Biblia debería volver al centro de atención y los teólogos estudiar las lenguas en que sus fuentes originales fueron escritas. Él entendía varias lenguas y lamentó la corrupción de las Sagradas Escrituras y los trabajos de los filósofos griegos por numerosas malas traducciones y malas interpretaciones. Además urgió a todos los teólogos para estudiar intensamente todas las ciencias y añadirlas al currículum universitario.

Poseía uno de los intelectos más autorizados de su tiempo, o quizás de cualquiera, y a pesar de todas las desventajas y desalientos que sufrió, hizo muchos descubrimientos y acercó muchos otros. Rechazó el seguimiento ciego de las autoridades precedentes, tanto en el campo en el estudio teológico, como en el científico.

Roger Bacon es considerado por algunos como el autor del Manuscrito Voynich, debido a sus estudios en los campos de la Alquimia, Astrología y lenguas. A Bacon también se le atribuye el manual de Alquimia Speculum Alchemiae.

Fue un entusiasta proponente y practicante del Método Experimental para adquirir conocimiento sobre el mundo. Planeó publicar una enciclopedia completa, pero solo aparecieron fragmentos. Su frase más famosa fue «la matemática es la puerta y la llave de toda ciencia».

Roger-Bacon-Picture-Quotes-6

.

Comments
3 Responses to “Assassin´s Creed IV: Black Flag. Criptohistoria: artefactos.”
  1. Luis Enrique Pèrez Asencio dice:

    La investigación no es mala y abre muchas puertas.

    • Mia Godessa dice:

      crees que considero mala la investigación??!
      😮

      Abre muchísimas puertas, de acuerdo contigo…
      😉

      P.D: ahora solo nos hace falta… echarle sentido común

      (que alguien dijo que era el menos común de los sentidos🙄 )

Nada es verdad...Todo está permitido...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • “Consagré mi vida a conocer la sabiduría y también la locura y el desvarío. Ahora comprendo que era tan fútil como escribir en el agua, pues donde hay sabiduría hay también pesar. Y quien atesora conocimiento, atesora dolor“ Al Mualim, Assassin's Creed
A %d blogueros les gusta esto: